Ceremonia civil de M.J. & A en A Coruña : Un deseo cumplido

A pesar de que las apuestas, por falta de espacio,  se pronunciaban en contra de los deseos de la pareja de que se pudiera celebrar la ceremonia civil en el lugar del banquete, ellos creyeron en  nuestra propuesta y así se hizo.

Mientras que  los novios se arreglaban  para la boda,  en la carpa preparada para la ocasión se realizaron unos pequeños cambios de última hora con la finalidad de aprovechar el sol otoñal que penetraba por las ventanas para  que de ese modo quedara realzado el lugar de la celebración con la luz natural que el día nos regaló.

Llegó  la hora  y,  tras la entrada del novio,  la novia,  del brazo del padrino,  se aproximaba hacia su prometido sobre la larga alfombra roja mientras sonaban los  acordes de “ The Prince of Denmark´s March”  http://www.youtube.com/watch?v=z1088E6E2fY .  Es éste un tema poco conocido, aunque se interpretó en la ceremonia de la boda del príncipe Carlos de Gales y Diana Spencer,  y resultó perfecto para ese momento.

Fue  una ceremonia cálida y delicada,  a semejanza de M.J & A.  Las lecturas de tres personas muy especiales para ellos y la  ceremonia de las velas  fueron los momentos más emotivos que hicieron  que las lágrimas de la emoción afloraran entre ellos y entre los asistentes.

Finalmente tras  la lluvia de pétalos y la enhorabuena de todos los presentes  M.J. & A. se mostraban ya más relajados pues su deseo se había cumplido.

Tenemos algo que decirles a ambos,  que a esta hora están ya rumbo a un tour  por varios  países europeos, con escala inicial en la romántica París:  ¡ Un bon voyage!

Boda M.J. & P. : Una boda para toda la vida

El célebre dicho de que “vale más una imagen que mil palabras”  sería  perfecto para  ilustrar este post con las fotografías de la fiesta. Pero dado que esas estampas no las podemos mostrar os contaremos como transcurrió el día.

M.J. & P. querían una boda sencilla y especial,  al estilo de las de antes,   pero adaptada a sus personalidades,  dicho sea de paso: la educación personificada.

Como deseaban una ceremonia religiosa, el Monasterio de Bergondo  era  el escenario perfecto para la primera parte de la boda.  Y hasta allí llegó la novia,  con su padrino y el paje,  en un momento en que el tiempo nos dio una tregua en un día que prometía lluvia en abundancia. Y a pesar de que a ellos no les preocupara en exceso que lloviese por aquello que se dice de que  “novia mojada, es novia afortunada”, nos salvamos pues,  aunque estábamos preparadas para ello,  no llovió ni en el momento de la entrada ni en el de la salida del templo.

Los invitados,  tras la tradicional lluvia de pétalos y arroz, siguieron al coche nupcial,  en caravana,  hasta el lugar del banquete.  Una vez allí, y mientras daban cumplida cuenta del suculento aperitivo, los recién casados realizaban el oportuno reportaje fotográfico, corto de tiempo debido a que estaban ansiosos por acompañar a los convidados todo el tiempo.

A pesar del gran número de asistentes al convite todo transcurrió  según lo programado: un menú perfectamente elaborado, por un lado,  y una buena elección musical,  que permitió que todos bailaran hasta el  momento final , por otro, tal y como lo habían soñado.

Para finalizar  resaltar que M.J. &  P.  no sólo  fueron  muy detallistas con sus invitados sino que también lo han sido con nuestro personal  y con el equipo  de proveedores ,  gesto que les honra pues nosotros  no hacemos más que cumplir con nuestro trabajo.

 Gracias, por tanto a los dos  y  que tengan una feliz luna de miel.

Las bodas de plata de B & D: Una historia de 25 años de amor

Durante mis años de organizadora de bodas  me  he encontrado pocas veces con una historia de amor tan especial como la de B & D. El amor que los une es tan de película que, después de 25 años  en los que les realizamos varios eventos,  cuando los veo me producen  una envidia sana.

Cuando pusieron fecha a la celebración de sus bodas de plata poco tuvimos que hacer pues estaba claro que la ceremonia se realizaría en el lugar en donde se conocieron.

Sólo hubo que cambiar la playa por un mirador en el que se enmarcó la celebración como si  hubiésemos preparado un fondo a medida. La familia más allegada y unos amigos -muy especiales- que se trasladaron, unos desde Portugal y otros desde Barcelona,  sumaban medio centenar de  invitados, la presencia de los cuales era fundamental para B & D.

La madre de la novia – que canta en una coral-  fue la encargada de que ambos, más nerviosos que hace 25 años, iniciaran  de la mano el paseíllo nupcial.

Los momentos de las lecturas,  tanto por parte de algunos miembros de la familia como por la de las hijas,  fueron muy emotivos. Pero lo más bonito e  impresionante fue el intercambio de palabras entre B & D durante la lectura de sus votos matrimoniales para renovar su amor.

Tras la ceremonia en tan bello paraje llegó la celebración del banquete en un restaurante cercano.  La alegría, la simpatía y algún que otro consejo gracioso de los invitados hicieron  que la cena se fuera animando poco a poco, de modo que el baile se adelantó a los postres. En ese punto los novios se sentían como peces en el agua, pero lo que desconocían es que les faltaba una gran prueba que pasar, la máquina de la verdad.

Un cuestionario  dirigido por un grupo de “expertos” se encargó de reinventar una máquina equipada con lo más friki en tecnología. Pero fue muy, muy eficaz pues gracias a ella se pudo confirmar una vez más que están hechos el uno para el otro.

Lo que pasó a partir de ahí nos lo contarán cuando regresen de esa idílica luna de miel que tan ansiosamente  deseaban realizar.

¡Enhorabuena B & D!

Boda de N & M : Diseño, diversión y originalidad

N & M,  a pesar de ser una pareja muy divertida y con gran sentido del humor, quisieron para su boda la sencillez de las cosas bien hechas.

Muy exigentes y poco conformistas,  tenían muy claro lo que querían ofrecer a sus invitados.  Los servicios a los que dieron importancia se miraron y eligieron con lupa. En lo demás nos dejaron carta libre,  sin peros  a cualquier decisión nuestra.

La novia,  picarona y traviesa  en la vida cotidiana,  tiene una personalidad  con un nivel de exigencia muy alto,  por lo que no es  de extrañar que el puesto de trabajo que desempeña sea de tanta responsabilidad.

N. es  de trato  fácil y cercano.  Por fuerza  tenías que reírte con sus continuas ocurrencias -y su forma tan conquistadora de expresarlas-  pero ese torrente de geniales  ideas  hizo que nuestro trabajo  fuera más complejo, lo cual no impidió que el resultado fuera lo esperado por ellos.

 Poco a poco fuimos dándole forma,  entre visitas e e-mails a lo que querían N&M.

 Lo más complicado fue el vestido de la novia. Después de visitar varias  tiendas acudimos a una modista especializada y tampoco dábamos acertado, hasta que un día, después de una entrevista personal,  conseguimos captar su  idea. Lo habíamos conseguido. Se realizó la  prueba  y luego  fue todo sobre ruedas.

N & M son de estas parejas que tienen un corazón que no les cabe en el pecho y  muy sensibles, por eso no es de extrañar que su perro,  Leo,  también tuviera su protagonismo en la boda.

Una ceremonia civil emotiva,  un acompañamiento musical acorde a la sensibilidad de ambos, una exquisita comida,  unas minutas-recuerdo muy originales,   la actuación de un grupo de teatro  en los postres y  el reparto de” bailarinas” para todas las mujeres con  tacones,  entre otros detalles  muy estudiados,  fueron un punto y seguido en el que  el baile puso la guinda a la   boda de N & M .

Y  ha sido  una auténtica satisfacción recibir  ya por la mañana mensajes  suyos:

“ Todo genial”,  “ Le encantó a todo el mundo”, “Estoy orgullosísima de todos vosotros” , “ la gente se quedó  con la boca abierta con todo”.

¡Qué felicidad poder cumplir vuestros sueños!

Ceremonia civil de R & A en A Coruña

Este fin de semana fue de esos de no parar.  Además de la boda integral de la que ya os hemos hablado tuvimos ceremonias civiles.

Como  ya sabéis muchas parejas quieren salvaguardar su intimidad y otras en cambio, como  R & A,  al hallarse  tan felices, no les importa compartir con  todos vosotros que han nacido el uno para el otro.

La ceremonia civil fue muy especial.  Logramos que todos participaran,  con sorpresa incluida del novio  para la novia.

Los demás compañeros  de la profesión que intervinieron en la boda  en el Pazo de San Fernando eran de primera, así que el resultado fue PERFECTO.

Comprobarlo  es  fácil. Entramos en la página de Facebook que abrieron con motivo de su boda y, ¡voilà!, vemos cómo la historia de amor  de la linda princesa que encuentra a su príncipe azul  despierta múltiples sensaciones tanto en los invitados como en los proveedores.

La novia, R: “ ¡Gracias a todos por hacernos pasar un día INOLVIDABLE! Ahora a preparar las bodas de plata, así que,  mi querido maridito,  empezará en breve la cuenta atrás!”

El novio, A: “Recién levantado y con resaca me gustaría agradecer a todos lo bien que nos habéis tratado y el cariño que nos habéis mostrado. Ha sido una noche genial,  rodeada de gente maravillosa, y  se nos ha hecho cortísima. ¡Gracias por estar ahí tanto en los momentos buenos como en los malos y por demostrarnos que tenemos grandes amigos! ¡OS QUEREMOS!

C.B: “Una ceremonia muy emotiva y una gran fiesta.¡ Enhorabuena a los novios! ¡Que seáis muy felices siempre!

F.L.: ¡Felicidades, R. y A., que se os quiere mucho!, ¡muacs!

D.O. : Eres muy grande, por  dentro y  por fuera, una  gran persona, amigo.

Deejay Dani:  “Chicos, mi amistad con vosotros durante este tiempo, desde que me contratasteis se define así:  SIN PALABRAS.  Sois increíbles y hoy haré todo lo posible por estar a la altura que os merecéis.  Me lo ponéis muy difícil pero intentaré estar al 200%. Hoy mas que nunca, ¡ VIVAN LOS NOVIOS!”

Andrés Docampo, Fotógrafo:  “Siempre un placer”

Crisv Tu,  Maquilladora Coruña : “¡Enhorabuena chicos!”

Marilé Eventos : “El mérito es todo vuestro por ser como sois . Enhorabuena”

R. : “Enhorabuena por el bodorrio!”

D. : “¡Guapísimosssss!”

R. :”¡ Increible!”

Y más comentarios y muchos” me gusta”… “Enhorabuena parejita y familia”

Boda de J. & I.: Elegancia y discreción

Esta pareja, ahora ya marido y mujer, es de las que más nos han sorprendido esta temporada. Por sus profesiones están acostumbrados a  tomar decisiones de gran responsabilidad, con el consiguiente estrés, y sin embargo desde el inicio de la organización de su boda hasta el último minuto de la celebración estuvieron muy tranquilos.

Su confianza en nuestro trabajo  y la claridad con la que vieron lo que querían desde un  principio hicieron que los meses previos fueran un simple ajuste de detalles de la agenda programada.

Hay que recordar que participaron personas muy vinculadas con la familia, lo que también influyó en que ambos se sintieran más relajados: el fotógrafo y la peluquera de siempre  y  los músicos que actuaron en la iglesia, encabezados por la propia hermana de la novia.  El resto de proveedores los elegimos procurando mantener la misma línea, con ese halo de familiaridad, empezando por el lugar de celebración y continuando con las  invitaciones,  la florista y decoradora, la maquilladora, el traje de los novios, el coche nupcial, …,  o la música para el baile y alguna que otra sorpresa pensada para sorprender a los invitados, como fue el romántico escenario que se preparó  para el baile nupcial.

Llegada la hora, los invitados se fueron acercando a la iglesia de los Dominicos de A Coruña para asistir al enlace religioso de J. & I.,  que – siguiendo en su línea-  aparecieron elegantes y discretos, actitud que conservaron durante todo el festejo hasta bien entrada la madrugada en Pazo de Brexo.

Enlace de A.B. & Jorge: Una boda palaciega

La elección del lugar donde se realizó   la ceremonia  religiosa fue inmejorable. La iglesia de San Martín de Noia  engalanada  de flores en el altar  y  con  una alfombra roja hasta  el punto en donde se detuvo  el coche nupcial ofrecía una visión elegante y exclusiva digna de una boda palaciega.

La entrada del novio con la madrina  y los testigos mientras sonaba la música  fue muy bonita, pero la de la novia – con su distinguido porte – del brazo de su padrino convirtió ese momento en algo muy especial.

La majestuosidad  del lugar y  la soltura con que A.B. & J. caminaban hacia la salida del templo una vez convertidos en marido y mujer,  sugería  comentarios entre    familiares e invitados  como: “parece una boda de la realeza”.

Mientras los aplausos se unían  a la  lluvia de pétalos los novios recibían las primeras felicitaciones. El momento de la iglesia fue  verdaderamente espectacular.

Concluida la primera parte de la celebración, todos  pusimos rumbo a Santiago de Compostela para comenzar el festejo.

Después  de un exquisito banquete, llego la hora de  una magnifica sorpresa, incluso desconocida para los propios  novios , en el momento de los postres con una bonita canción de fondo, esto fue  el punto de partida  para otras sorpresas, que si se sospechaban,  pues hubo secretos difíciles de esconder.  A continuación  tuvo lugar el baile mientras iban saboreando unas deliciosas y  refrescantes bebidas preparadas especialmente para la ocasión.

Finalizada la velada  todos se marcharon con  una  sensación   de gran satisfacción , esa que   A.B. y J. pretendían transmitir desde un principio: Una boda sencilla en dos ambientes maravillosos, cuidando al detalle la esencia de cada momento de la celebración.

Belleza, estilo y frescura eran sus objetivos y después de las primeras impresiones tras hablar con ellos, lo hemos conseguido. Gracias a los proveedores  y ¡cómo no! a la novia que se implicó mucho.

Boda de A & R con anécdota

A & R una pareja de madrileños con raíces gallegas- por parte del novio – decidieron  celebrar su boda en  Galicia, pues A.  es una enamorada de nuestros paisajes,  y no dudaron   que su festejo nupcial se realizará en Laxe.

Todo marchaba según  lo previsto.  La   finca  que alquiló la familia de la novia estaba a rebosar de amigos recién llegados de Madrid, mientras en una estancia acondicionada para la ocasión peinaban y maquillaban a la novia.

Hasta aquí todo perfecto.  Por lo que nuestro equipo, una  vez comprobado que los tiempos se cumplían,  se trasladó  a Iglesia de Santa María da Atalaia  para ir recibiendo  a los invitados y preparar el protocolo del cortejo nupcial.

Llegados el novio y la madrina y  mientras saludaban a los invitados que comenzaban  a congregarse a la entrada de la iglesia, vemos que una de las invitadas va  vestida igual que la madrina ¡ Uf!  El mismo traje y figura similar , la diferencia entre una y otra era mínima.  Nunca nos habíamos hallado en una situación semejante, pero inmediatamente reaccionamos  y  la  invitamos a que –asumiendo la responsabilidad-  se cambiase.

 Sonia, calcada a la madrina,  amiga de la novia desde la infancia,  se había  trasladado  desde Sevilla –lugar donde trabaja actualmente-   para asistir a la boda y para aprovechar unos días de playa y descanso. Pero una amiga es una amiga y no dudó en seguir nuestra recomendación e ir a cambiarse.  Antes tuvo que ir a repasar lo que tenia en su maleta y  comprarse un par de  detalles  para el  evento,  acompañada  en todo momento por una de nuestras compañeras,  pero  consiguió,  aunque se perdiera parte de la ceremonia,  llegar a tiempo a la tradicional lluvia de pétalos  y a la sesión fotográfica, a la salida de la iglesia.

Después de esta anécdota todo transcurrió como estaba previsto. Y  llegó al momento cumbre con la entrega de un óleo  de un pintor consagrado que recreaba el paisaje marino de la infancia veraniega de R en la tierra de sus abuelos y momentos en los que ambos soñaban con un futuro en común cuando compartían dicho paisaje mientras fueron novios,  regalo de unos familiares muy allegados a la pareja.

Finalmente, después de la apertura de la baile, al compás de los tímidos pasos de R. y cuando comenzaron a sonar las primeras canciones ,los novios se cambiaron de ropa y se unieron  de nuevo al baile hasta que la pista se cerró.

Felicidades y ¡buen viaje!  a las islas Fiji.

La boda de N&M: tres celebraciones para una boda

Llegó el gran día, otra vez, para la tercera celebración de la boda. La inicial fue en Suiza, la segunda en Bolivia y la tercera en España. Y aunque pudiera parecer que ya estaban acostumbrados,  por ser  muy seguidas,  continuaban igual de  emocionados  que la primera.

Esta vez, la Iglesia de San Julián de Figueiroá fue el escenario del enlace de N. & M. Tras las nupcias celebradas en tan bello escenario la pareja arrancó hacia el lugar de celebración con el fin de  adelantarse  a los invitados.

Todo puede apuntar que era una fuga, pero nada más lejos de la realidad. El propósito de llegar antes al Palacio de Sober era, desde el engalanado balcón  del hotel,  saludar  a los invitados que comenzaban el festejo y brindar con ellos ante una  refrescante copa de champán mientras sonaban los himnos gallego y boliviano en honor a ambas familias.

La alegre pareja disfrutó, cual primerizos, del aperitivo mientras  hablaban con los asistentes.

Al anochecer,  sobre la alfombra roja a la luz de las antorchas, los fueron guiando hacia  la entrada  del salón para cenar.

Tras el  corte de la tarta y el baile nupcial, la gente se animó a bailar cuando se anunció “ La Hora Loca” . Todos ataviados con  gorros, antifaces, faldas hawaianas, bigotes, pelucas, globos, artículos luminosos, ruidosos y un largo etc.,  disfrutaron como  niños con esta hora especial  de  animación  que se alargó porque cuando se acababa, pedían más y más.

Estamos convencidas de que los invitados se marcharon con la sensación de  vivir una  tarde-noche muy completa.

Foto cedida por María Prada Fotografía