Archivo de la etiqueta: consejos

Recién casados: Cosas que tenéis que hacer después de la boda

recienYa os habéis casado, ya ha terminado todo el estrés al que habéis estado sometidos durante meses, ya podéis respirar tranquilos … . Lo lograsteis y no nos referimos a que salisteis del club de solteros codiciados, nos referimos a que lograsteis planear una boda perfecta y creernos que si pudisteis hacer eso … podéis hacer todo lo que os propongáis.

Una vez acabado el día de la boda y recién casados, hay varios asuntos a los que deberíais prestar atención, aquí os recordamos los más importantes:

  • Limpiar el vestido de novia. Después de su paso por la tintorería podéis optar por conservarlo, pero el hecho de que ya estéis casadas no tiene porqué significar el fin de su vida útil, tenéis otras opciones, venderlo … o si sois amantes de la moda y la costura quizá podáis hasta reutilizarlo.
  • Seleccionar las fotos. Aunque algunos fotógrafos deciden hacer una preselección de las mejores fotos para el álbum, es necesario que elijáis las que más os gusten y añadirlas, no todas las fotos divertidas tienen que estar circulando por las redes sociales.
  • Calificar a los proveedores. Si el servicio realizado no os dio ningún dolor de cabeza hacérselo saber a los proveedores a través de su sitio web o en persona. Si algo no salió como planeabais, por más pena que sintáis es necesario también que lo sepan con el fin de que lo solucionen … otros novios os lo agradecerán.
  • Decirle adiós a los sobrantes. Esas velas que olvidasteis poner en el último minuto, los chuches que no fueron entregados, las alpargatas/zapatillas de novia que compraste para el baile y no utilizaste … lo que ya no os sirva en definitiva … es el momento perfecto para hacer una limpieza, repartiéndolo entre los familiares directos, reutilizarlo o ofrecérselo a futuros novios que conozcáis.
  • Agradecimientos a los invitados. Toda boda implica esfuerzo y también un gasto, así que si vuestros invitados quisieron estar a vuestro lado en el mejor día de vuestra vida, dar las gracias. Ya sea a través de tarjetas de agradecimientoun mensaje en las redes sociales, vuestro sitio web de bodas, mensaje directo … hoy en día hay mil y un formas de decirlo.
  • Legalizar la boda.Tanto si la ceremonia ha sido religiosa como civil, aseguraros de tener todos los trámites en orden antes de iros de luna de miel.
  • Disfrutar de luna de miel. Ahora os queda lo mejor, un viaje en el que cualquier inquietud relacionada con el trabajo o cualquier otro aspecto de la vida queda atrás (o al menos debería). Divertiros, concentraros en pasarlo genial con vuestra pareja y olvidaros del estrés de la boda. ¡Disfrutadla a tope!.

Con esto podéis darle cierre por completo a la boda … ¡Muchas felicidades!.

Una novia con un look de 10: vestido, peinado, maquillaje, zapatos, velo, accesorios y ramo perfectos.

vestidoLas mujeres llevamos en los genes el concepto moda, pero cuando esa moda pasa a ser moda nupcial y pensamos en el look de la boda nos transformamos y pasamos a coleccionar durante meses: recortes (en digital o revistas), fotos de inspiración, ideas de bodas de amigas, looks recién salidos de la alfombra roja … y todo esto nos lleva a un auténtico caos que creemos imposible organizar.

Diseñar el look de la novia es un paso esencial, inmediatamente posterior a la elección del traje y a las primeras pruebas que nos hagamos con él. Lo que nos lleva a plantear … ¿Elegimos primero el peinado, o mejor el maquillaje? ¿Qué colores son los dominantes? ¿Cambia cada prueba respecto a la anterior?. En definitiva, ¿cómo se “hace” el look de la novia?. Detallemos pues  los pasos a seguir a la hora de crear un look de diez.

Lo que recomendamos a las novias es que, si llevan un vestido romántico, el peinado sea romántico. Y si es un vestido clásico, que elijan un peinado clásico, por ejemplo. El estilo del vestido condiciona el peinado para que todo el conjunto tenga una unidad. El pelo representa el accesorio de lujo más importante para la belleza, y la clave está  en su aspecto saludable … el color, el brillo, la textura, la forma tienen un peso definitivo en el look final, casi como un accesorio más. De él  depende el maquillaje y también de que funcionen el conjunto entre facciones y escote. De ahí que las pruebas previas al ‘sí quiero’ sean tan importantes, teniendo en cuenta que se pueden organizar hasta tres o más diferentes, donde se analicen desde las facciones hasta el color de la piel.

En cuanto al maquillaje  se debe respetar el orden: vestido-peinado-maquillaje. Primero es importante tener el vestido, para tener una referencia de la personalidad y el estilo de la novia. El peinado va en segundo lugar de importancia, para que la maquilladora tenga más información de cuáles son sus gustos y captar mejor su estilo y en tercer lugar vendría el maquillaje.

Lo mejor es que cuando ya están elegidos vestido, complementos y ramo, es el momento de comenzar con la prueba de peluquería y maquillaje. Un orden de factores que  no se debe alterar.

Y ahora la pregunta del millón ¿Qué es más importante las tendencias de temporada o el rostro de la novia?.Esta pregunta sólo tiene una respuesta y es que el rostro, las facciones y los gustos de cada novia son más importantes que las tendencias. Lo ideal es encontrar el equilibrio entre tendencias de temporada y prendas que resistan al paso del tiempo.

El mejor consejo, en este caso, es buscar el look de diez, partiendo de la personalidad de la propia novia, e intentando que el resultado final resista el paso del tiempo, incluso cuando echemos la vista dentro de varios años.

¿No sabéis qué look elegir para la boda? Antes de decidirse es fundamental que toméis en cuenta varios factores que van desde el estilo del vestido hasta el ramo pasando por adornos, velo,  zapatos, ramo, maquillaje o el peinando.

Recomendaciones de wedding planner a una novia para disfrutar de la boda

Susana Rioa, Eva Villamar, Tocados Ana VezComo lo hemos dicho muchas veces: “os casáis una vez en la vida”, pero las wedding planners hemos asistido a muchísimas bodas, y de cada una de ellas hemos adquirido grandes aprendizajes que hoy compartimos con todas las novias.

Conoce  las 4 recomendaciones que os damos como profesionales de bodas:

  1. Se fiel a ti misma. Cuando se trata de una boda, siempre habrá diferentes puntos de vista y opiniones, por eso nuestros proveedores recomiendan siempre que seas tú la que tenga la última palabra.  Pongamos como ejemplo el vestido de novia: “Elije el vestido que te haya enamorado a ti, con el que te sientas cómoda y guapa, la opinión de las personas que te acompañan es importante, pero la última palabra; la tienes tú. ¡La intuición femenina nunca falla!”.
  2. Conoce a quién contratas. Siempre es importante hablar con el proveedor, conocer su experiencia, el precio y la calidad de su servicio, ya que cualquier malentendido podría dañar a ambas partes. Pongamos como ejemplo el lugar de celebración: “El cliente debe buscar buen precio y calidad del servicio que se le ofrece. Pero sobre todo, tener en cuenta los distintas bodas realizadas allí para así tener una idea de cómo puede quedar la vuestra”.
  3. La calidad es inversión, no un gasto.  Todas las novias queréis ahorrar y en ocasiones, reducís precios en servicios que podrían ser de más importancia que otros y al final os arrepentís.  Pongamos como ejemplo que la calidad os ahorrará mucho estrés durante la boda: “Hacer un análisis donde se compare la relación precio-calidad de los proveedores, es decir, vale la pena pagar un poco más por un excelente servicio que pagar un poco menos por un servicio de baja calidad.”
  4. Disfrutar de la boda. Después de todo se vive una vez en la vida y hay que disfrutar cada momento del proceso, con vuestra pareja, juntos y felices es lo mejor que podéis hacer. Pongamos como ejemplo irremplazable: VIVIR la boda, de principio a fin. No olvidar por qué lo estáis haciendo, centraros en el amor, la ilusión y sueños que tenéis como pareja. Lo demás son solo apariencias y cosas vanas. Elije con el corazón a todos los proveedores, si te hacen sentir plena y en confianza, es el/la indicado/a.”

La Diapo

Foto de  bodas nuestras realizadas por:

 http://susanarios.com/ ( foto portada) y http://ladiapo.com (cierre artículo)

La elegancia social de los invitados en las bodas: Es más fácil ser elegante que no serlo

politico_painting_1024x1024

Las personas socialmente elegantes en una boda no son las que van vestidas con estilo, esas que llevan ropa cara que les cae como un guante. Ni las que tienen buen tipo y cualquier trapito les sientan como si fuera de Dior. Tampoco las que llevan complementos con iniciales, ni firmas caras, ni esos bolsos y cinturones que todos sueñan con tener.

Las wedding planner sabemos que encontrarse con personas elegantes en una boda es todo un lujo. Damos fe que no  van a fallar porque no  faltarán el respeto a nadie, se interesarán porque los novios estén bien y se preocuparán porque estén a gusto los de su alrededor.

La elegancia social de los invitados  en las bodas se caracterizan por:

  1. SER DISCRETOS. No hablan de lo que desconocen, ni de intimidades, ni siquiera de las suyas y huyen de cualquier rumorología sobre los novios.
  2. NO NECESITAN HABLAR ALTO PARA QUE SE LES OIGA. Están convencidos de que para comunicarse no hay que subir el volumen.
  3. NO HACEN COMENTARIOS HIRIENTES O MALINTENCIONADOS. No buscan la ironía ni los dobles mensajes para decir lo que no les gusta.
  4. SU COMUNICACIÓN NO VERBAL ES PAUSADA. No apuntan con el dedo, ni miran con malas caras a nadie.
  5. SE INTERESAN POR EL BIENESTAR DE LOS NOVIOS. Las personas elegantes son agradables, se muestran interesados en lo que ocurre en la boda y cómo se sienten los novios.
  6. SE RELACIONAN CON TODOS LOS INVITADOS CON EDUCACIÓN. Independientemente de la posición social, estatus o jerarquía de los invitados. Son personas humildes que respetan a los demás.
  7. DICEN HOLA Y ADIÓS CUANDO LLEGAN Y SE VAN. Incluso cuando no conocen mucho a los invitados, si están en su mesa se presentan y se despiden.
  8. SONRÍEN. Sonríen como muestra de afecto e interés por quien tienen al lado y por el momento que están disfrutando con los novios.
  9. LA PERSONA ELEGANTE NO ESTÁ ESPERANDO QUE ALGUIEN COMETA UNA TORPEZA PARA PODER REIRSE. Si eso pasara, tratará de hacer que esa torpeza pase desapercibida lo máximo posible.
  10. SABE ESCUCHAR. No se comporta como si fuera la única persona con un mensaje interesante que transmitir. Escucha, mira, habla y no monopoliza la conversación

Finalmente nuestra última reflexión:

“Es más fácil ser elegante que no serlo”.

Gema Arroyo la Personal Assistant de Madrid que no puede faltar en vuestra agenda: tu necesitas, ella resuelve

Gema Arroyo en nuestra agenda de proveedores

Gema Arroyo Personal Assistant es una empresa pensada para hacer la vida más fácil a muchos que como nosotras las wedding planner o las novias cuando vamos a Madrid necesitamos tener la agenda de compras o de eventos bien organizada.

No sólo maximiza el tiempo que puedas disponer, sino que sus servicios son personalizados, rápidos y muy prácticos.

Nos hemos “pellizcado” más de una vez porque su eficacia ha superado nuestras expectativas y las de nuestras clientas.

Pensad en hacer algo, sea lo que sea … y no perdáis el tiempo en “San Google” porque la magia la hacen en Gema Arroyo Personal Assistant.

Tu tiempo es el suyo no es una frase hecha, es una realidad que se entiende fácilmente una vez que hablas con ella y te hace “venir arriba” ante cualquier detalle que para vosotras os pueda parecer una adversidad.

En Marilé Eventos Wedding Planner hemos empezado desde 0 con esta empresa madrileña y a día de hoy, es un referente imprescindible entre nuestra cartera de proveedores.

Hoy compartimos con nuestras novias y seguidoras su web para que podáis conocerla más de cerca y descubráis todo lo que puede hacer por vosotras en Madrid.

http://www.gemaarroyopa.com/

Ahorrar 8 errores en la organización de una boda

ahorrarA continuación os presentamos los errores que os podéis ahorrar al organizar la boda. Tomar nota para que no vayáis a cometerlos, si les prestáis atención os aseguramos que la organización de la boda será mucho mejor de lo que esperabais.

¿Os acaban de dar el anillo de compromiso? ¡Muchas felicidades! La etapa que estáis a punto de comenzar es increíble, así que nuestra mejor recomendación es que la disfrutéis.

Es normal que toda pareja de novios que se acaba de comprometer no sepa por donde comenzar a organizar la boda perfecta de sus sueños, tranquilos no sois raros … les pasa a la mayoría de las parejas.

Como nos interesa mucho que no se sufráis ni os estreséis durante la organización de la boda, a continuación os presentamos los errores más comunes a la hora de organizar la boda con la finalidad de que los toméis en cuenta si decidís no tener una wedding planner que os los evite, además de optimizaros al máximo vuestros recursos.

1- Cuando comencéis con los preparativos y organización de la boda no caer en el error común de reservar el lugar de la celebración de la boda sin antes tener confirmada la fecha de la boda, ya sea civil y religiosa. De verdad que puede ser un gran problema.

2-Antes de comenzar a organizar la boda debéis definir, más o menos, cuántos serán los invitados que asistirán a la boda.El número aproximado de invitados precisará en gran parte el precio de la boda y el lugar de la boda ya que no todos los sitios tienen la misma capacidad.

3-Uno de los errores más comunes al organizar la boda es comenzar con los trámites para la boda civil  o con los trámites para la boda religiosa . Recordar que este tipo de trámites tienen un tiempo de vigencia, tienen su tiempo, por lo que hay que planificar cuando solicitarlos y presentarlos.

4-Cuando vayáis a seleccionar los colores de la boda hacerlo seguras y convencidas. Un error común al organizar la boda es que las novias terminan cambiando el color de la boda gran cantidad de veces o poco tiempo antes de la boda. Este tipo de inseguridades se encargan de generar estrés durante la organización de la boda en lugar de disfrutarla.

5-La organización de la boda abarca todo lo que tiene que ver con la boda. Un error común al organizar la boda por parte de las novias es el quererse poner a dieta una semana antes del comienzo de las pruebas del vestido de novia.Si para el día de la boda estáis pensando en bajar de peso, lo mejor es hacerlo con tiempo, por vuestra salud y para tener mejores resultados.

6-Es bueno que para la organización de la boda busquéis o aceptéis ayuda de familiares, pero  sin embargo debéis pensar que “cargarles la mano” a esas personas es una responsabilidad para ellos y a la hora de tomar decisiones puede originar conflictos innecesarios entre ambas partes.

7-Es muy importante que antes de comenzar con la organización de la boda establezcáis un presupuesto. Un error común y garrafal al organizar la boda es no seguir la línea del presupuesto y gastar más de lo señalado en un principio.

8-Es normal que las novias se estresen dentro de la organización de la boda, lo que no es normal y es un error común al organizar la boda es estresarse por cosas insignificantes o caprichosas. Os recomendamos que durante la organización de la boda, para que todo salga mejor, seáis objetivas y hagáis una balanza de lo que vale y no vale la pena.

Finalmente recordaros que el día de la boda es imposible estar en todo, debéis de delegar en alguien ( una wedding es la mejor opción) para que controle y supervise el timing de lo que va a pasar ese día y así vosotras podréis disfrutar de vuestra boda tal como lo soñasteis.